Viajar en tiempos de Covid-19

Viajar en tiempos de Covid-19

La pandemia de COVID-19 está cambiando la forma en la que la mayoría de nosotros piensa sobre viajar.

Muchos países del mundo han adoptado alguna medida de bloqueo o restricción de movimiento para reducir la transmisión del síndrome respiratorio agudo severo coronavirus 2 (SARS-CoV-2)y aliviar, de esta forma, la carga de ingresos en los sistemas de salud de los países.

En lo que, a viajar se refiere, todo ha cambiado hasta el punto en el que muchos de nosotros decidimos no hacerlo por seguridad.

Soy Greisy Johana una bloguera de viajes que comparte sus experiencias en su blog de viajes, y hoy quiero compartir con ustedes como es viajar en tiempos de COVID-19.

Las nuevas medidas en los viajes han planteado dudas sobre la seguridad de los viajes por trabajo y placer, y las recomendaciones actuales desalientan los viajes innecesarios.

Aunque siempre ha existido el riesgo de contraer una enfermedad infecciosa durante los viajes, la pandemia de COVID-19 ha hecho que los viajeros sean más conscientes de esta posibilidad.

Dame la oportunidad de hablarte más sobre este tema.

¿Cómo ha afectado el COVID a los viajes?

Como profesional, del mundo de los viajes, estoy especialmente interesada en poder viajar con seguridad y tranquilidad.

Pero en la actualidad ese derecho se ha visto truncado por la realidad de la pandemia mundial que está afectando a los países.

Esta pandemia afecta de varias maneras a la forma de viajar.

Muchos países han introducido cierres de fronteras para evitar la llegada de viajeros infectados de países donde existe una transmisión comunitaria continua a fin de proteger los avances logrados en el control de la pandemia.

La vigilancia global de la dinámica de la pandemia de COVID-19 es un elemento clave para informar a los gobiernos sobre el cierre de fronteras, que es una decisión con fuertes implicaciones para la economía, especialmente para los países que dependen del turismo como fuente de ingresos.

En muchos casos, en lugar del cierre total de la frontera, se requiere la cuarentena para cualquier viajero que provenga de países donde el COVID-19 está muy extendido.

Estas medidas se aplican de forma dinámica en función de los cambios en la situación epidemiológica.

En cambio, algunos países están introduciendo burbujas de viaje, también conocidas como corredores de coronavirus, que permiten la apertura de fronteras con países específicos que consideran seguros al tiempo que mantienen restricciones más rígidas para el resto del mundo.

¿Qué medidas debemos adoptar como viajeros ante el COVID?

Ante una situación como la que estamos viviendo a muchos viajeros se les hace difícil tomar decisiones sobre sus viajes.

En mi caso, mi viaje a Los Ángeles fue el último que realicé a principios de año, y aunque tenía la agenda repleta de viajes, por hacer, decidí cancelarlos por prevención.

Y es que, más allá de lo que decidan los países, las personas aún deben sopesar los beneficios y los riesgos de la decisión de viajar, y dado que la mayoría de los cruceros no operan en este momento, el enfoque para los viajeros internacionales está en volar.

La sola idea de estar cerca de extraños con un estado de infección desconocido durante horas es comprensiblemente una preocupación, aunque los casos de transmisión del COVID en aviones han sido muy pocos hasta ahora.

Por lo que si decidimos viajar es muy importante que sigamos al pie de la letra todas las recomendaciones sanitarias para evitar los contagios.

También deberíamos viajar con un periodo de tiempo más flexible por si nos vemos obligados a realizar una cuarentena sanitaria.

Nuevas medidas en los aeropuertos y aerolíneas ante el COVID

Después de la aparición del COVID-19, las aerolíneas y los aeropuertos introdujeron nuevas reglas y medidas para minimizar las posibilidades de infección por este nuevo virus.

Estas son las principales medidas que han implantado:

  • Uso de máscaras en aeropuertos y aviones.
  • Limpieza ampliada de espacios públicos para reducir la presencia del virus en superficies inanimadas.
  • Distanciamiento físico (al menos 2 m) y desinfección de manos.
  • Algunas aerolíneas han reducido el número de pasajeros permitidos en un vuelo para garantizar una mayor distancia entre los viajeros o han cancelado la venta de alimentos y bebidas durante los vuelos.

A pesar de las preocupaciones sobre la propagación del COVID a través de la ventilación de aire, los aviones se benefician de los sistemas de aire acondicionado con filtros mucho más sofisticados y efectivos que los que generalmente se encuentran en tierra.

Se ha descubierto que los filtros de aire de partículas de alta eficiencia que se utilizan en los aviones eliminan casi todas las partículas del tamaño típico del coronavirus.

Por lo que se puede sugerir que los vuelos no son peligrosos si respetamos las medidas de protección.

¿Qué podemos esperar en el futuro como viajeros?

La disponibilidad de una vacuna COVID-19 será fundamental para restablecer la confianza en los viajeros.

Sin embargo, se espera que muchas aerolíneas recorten servicios como comidas, bebidas y revistas gratuitas, no tanto por razones económicas sino como una forma de limitar los llamados puntos de contacto, que son oportunidades para la transmisión del COVID a través del contacto físico.

Las pruebas rápidas para COVID-19 tanto para miembros de la tripulación como para pasajeros podrían convertirse en una característica habitual.

La limpieza y el saneamiento mejorados se convertirán en la norma.

El uso de mascarillas u otro equipo de protección se volverá más común.

La tecnología sin contacto reducirá la interacción humana y facilitará los pagos y los procesos relacionados con los viajes.

La pandemia de COVID-19 puede redefinir lo que es normal para los viajeros, con un resultado potencialmente positivo de reducir el riesgo de transmisión de muchas otras infecciones además de COVID-19.

Ser positivos para viajar más

Entiendo que podáis estar abrumados por todos los cambios que la nueva normalidad nos obliga a realizar a la hora de viajar, pero estoy segura de que, si nos esforzamos por llevarlos a cabo, pronto podremos estar disfrutando de viajar con seguridad.

Es normal añorar la posibilidad de hacer viajes sin tener que sufrir la ansiedad que todo esto conlleva, siendo responsables estoy segura de que podremos hacerlo.

Sueño con volver a viajar y tengo la esperanza de seguir conociendo el resto del mundo y estoy segura de que muchos de ustedes también.

Hasta aquí mi artículo de hoy, deseo que os allá gustado y os ayude a entender mejor la situación actual de los viajes.

¡Os envió un saludo desde Tenerife!…