Por Hugo Sebastián Solano Velasco

Después de 11 años el América de Cali, el pentacampeón de Colombia volvió a disputar un partido por Copa Libertadores. En esta ocasión enfrentó a Gremio de Brasil por el grupo E en la cancha del estadio Olímpico Pascual Guerrero. Para su regreso continental el conjunto dirigido por Alexandre Guimarães tuvo bajas importantes como son Adrián Ramos y Luis Paz por lesión y Rafael Carrascal, el cual debía pagar 2 fechas de sanción.

En el inicio del partido, se vio un América que salió a jugar con mucha entrega y sacrificio. Los escarlatas de adueñaron del esférico y adelantaron sus líneas, al frente tenían a gran equipo, al cual parecía no interesarle tener dominio de pelota. América llegó en un par de ocasiones. Sin embargo, careció de efectividad y le fue imposible concretar las opciones que generó. Sobre el minuto 15´ Gremio se va arriba en el marcador tras un cobro de tiro libre, en el que los jugadores americanos caen en la distracción de los cobradores brasileros. Posteriormente el balón pega en un jugador escarlata y le queda al pie al jugador Víctor Ferraz, el cual la manda a guardar después de rematar fuertemente al palo derecho de Eder Chaux, decretando así el 1-0 parcial.

Tras la consecución del primer gol el equipo visitante entregó el esférico al local. América, que se hizo con la pelota siguió buscando la forma de llegar con peligro al arco defendido por Vanderlei.

América tendría un par de remates de media distancia que salieron desviados del pórtico rival. Posteriormente, llegarían las 2 opciones más claras para el local. Serían obra de los jugadores americanos más destacados del encuentro. Matías Pisano, remataría con pierna izquierda sobre el pórtico de Vanderlei, la pelota se cerró con efecto. Sin embargo, se estrello sobre el palo derecho de la portería. Finalmente, Carlos Sierra, cabecearía fuertemente sobre el arco de Gremio y Vanderlei, que tuvo una gran noche evitaría la caída de su portería, enviando el balón al tiro de esquina. Finalizando así la primera mitad con un equipo americano que se apoderó de la pelota, pero que no fue eficaz ante las opciones de gol. Y al frente hubo un Gremio efectivo, que llegó pocas veces, pero que la primera que tuvo la mandó a guardar.

Para la segunda parte, Gremio amplió rápidamente la diferencia, sobre el minuto 50´ de juego, tras una gran jugada individual de Everton en la que arrastró 3 jugadores escarlatas y posteriormente descargó sobre Matheus Henrique, que remató con potencia sobre el borde del área al palo izquierdo del golero Eder Chaux, venciendo nuevamente al guardameta escarlata, poniendo así el 2-0 en el marcador. Después del segundo gol, Gremio entregó por completo el balón al América, provocando que el conjunto local hiciera mayor desgaste mientras buscaba con desesperación vencer al guardameta Vanderlei.

El técnico escarlata cambió a Matías Pisano, que tuvo un gran partido, y a Cristian Arrieta y envió a la cancha a Jhon Arias y Juan David Pérez, Pero pese a las modificaciones ofensivas propuestas por Guimarães los escarlatas no lograron concretar las opciones de gol que generaron, terminando así su primer partido por copa libertadores. Un partido en el que América mostró un mejor futbol al que había mostrado en el clásico del pasado sábado, pero también mostró las falencias que tienen sus jugadores en la definición.

Ahora, los dirigidos por Guima deben sacudirse rápidamente de esta derrota, para así preparar su próximo partido oficial que será el próximo sábado 7 de marzo, fecha en la que enfrentarán al Once caldas en el Palogrande de Manizales por la fecha 8 de la Liga BetPlay Dimayor.