El secretario de Seguridad y Justicia, Carlos Alberto Rojas Cruz se reunió con sus equipos de convivencia ciudadana para analizar los trabajos pedagógicos que realiza el Grupo Perla con la Policía Metropolitana y las jornadas pedagógicas de los Guardianes de Vida, adscritos a las tres Casas de Justicia de Santiago de Cali.

“No se trata de ser un Estado paternalista o de represión que le dice qué hacer a los ciudadanos, queremos sobre todo trabajar desde las comunidades, que entiendan cuáles son sus responsabilidades en el autocuidado y la prevención de contagio para sus familias” les expresó el secretario a los Guardianes y a los educadores de Perla.

El secretario advirtió que, este es un fin de año atípico que exige la responsabilidad de todos y no sólo de la policía, “estamos analizando las estadísticas y las respuestas de la comunidad en cuanto a su comportamiento de prevención frente a la COVID-19 porque ahora las familias y vecinos deben ser conscientes que un acto tradicional y esencial como una novena de aguinaldos puede detonar un contagio y traer muerte a sus familias y barrios. Son situaciones complejas de manejar y que dependen mucho de la autoridad y el amor que hay dentro de las familias”.

Aunque el toque de queda y ley seca se implementaron hasta el 16 de diciembre, lo que dictaminará que se pueda llegar de nuevo a una cuarentena o restricciones de pico y cédula es la ocupación de las camas de cuidados intensivos del sistema hospitalario, por eso existe mucho temor sobre las dinámicas familiares en esta temporada de fin de año.

“Colectivamente necesitamos comprometernos a hacer un cierre de año más tranquilo, porque además se viene 2021 con mucho más por hacer en términos de reactivación económica, debemos defender entre todos la protección de la vida” expresó el secretario quien primero se reunió con los educadores de Perla, encargados de liderar los temas de convivencia juvenil.

“Ahora más que nunca queremos escuchar la percepción de los jóvenes en sus diferentes entornos culturales, generar nuevos planteamientos y hacerlos protagonistas del cambio” propuso Carlos Rojas a los educadores quienes están de acuerdo en que la pandemia ha generado muchos retos a esta población.

“Estamos trabajando con los educadores de estos 600 jóvenes, basándonos en crear un plan de cierre donde esta generación tenga la oportunidad de hacer propuestas con la mentalidad creativa e innovadora que los representa, con iniciativas que respondan a los retos de sus barrios y que se puedan incorporar en la agenda de trabajo del 2021”, resumió así el secretario Rojas.

El Intendente Rubén Darío Valencia, coordinador de programa de jóvenes vulnerables de la Policía Metropolitana explicó que están trabajando con 53 grupos de la zona ladera y del Distrito de Aguablanca, incluyendo a Floralia, de la Comuna 6 y sólo en Siloé se tienen 9 equipos de gestores y líderes que están ayudando a que los jóvenes emprendan y saquen adelante sus proyectos desde la legalidad y que de ellos también se ha aprendido a entender el lenguaje de esta población.

En la segunda jornada, el secretario Rojas habló con los Guardianes de Vida, Bryan Vera, agregado a la casa de justicia del barrio Alfonso López, quien describió la reunión como provechosa ante la guía que dio el secretario para entender lo que se viene en materia de políticas públicas.

Carlos Alberto Rojas concluyó que se está apostando a que los Guardianes de Vida, mantengan el mensaje de vida, esperanza y de responsabilidad en las personas que impactan. “Necesitamos la pedagogía en las calles, educación social al servicio de comunidades que reclaman la presencia del Estado desde lo institucional y cultural para crear tejido social. La alerta naranja recuerda así, que entre todos nos debemos proteger” concluyó el líder de Seguridad y Justicia de Cali.

Fuente: @AlcaldiadeCali