La comida callejera siempre ha tenido su público y aunque en un principio su atención estaba dirigida a gente joven, o por lo menos así fue en su inicio, ya hoy existe un tipo de publico más amplio.

Las grandes metrópolis, capitales del mundo son un destino casi idealizado en la lista de viajes por hacer de cualquier persona que desee enriquecer sus
gustos, sus vivencias, lo que no escapa luego de visitar cada museo o sitio histórico, es visitar la zona de comida rápida.

Poco a poco la comida callejera ha ido evolucionando y ha adquirido un matiz más sofisticado, más Gourmet, pudiéndose encontrar en cualquier food truck excelente comida callejera a la altura de cualquier restaurant con varias estrellas Michelin.

Las migraciones ocurridas en Latinoamérica estos últimos años, han provocado que gente calificada de países, cómo por ejemplo Venezuela llegasen con un proyecto a muchos países con el propósito de dar a conocer la gastronomía y/o fusionarla con la de cada región.

Venezuela no escapa de esta tendencia y vimos llegar de manos de algunos chefs reconocidos, como por ejemplo Victor Moreno, la incursión de los
llamados Food Trucks.

Hoy día y a pesar de la crisis económica que existe en venezuela, hemos visto cómo esta tendencia llegó bajo un concepto más innovador y atractivo para la captación de comensales.

La respuesta ha sido satisfactoria y ha sido de alguna manera un engranaje que vino a sellar una idea a desarrollar por emprendedores, abriendo así un
portal para la inversión.

Lo importante de toda esta nueva tendencia ha sido la modernización de la idea, porque siempre ha existido la comida rápida o mal llamada “ Calle del
Hambre” antes comer en un sitio de comida rápida, era sinónimo de comer algo más económico, hoy día es moda, es tendencia, y eso sitúa a la comida
callejera en un sitio más importante.