La mañana del domingo (25.10.2020) no pudo ser más espectacular. Un sol radiante acompañó la jornada de restauración ecológica y siembra de más de 400 individuos arbóreos, todos especies nativas del bosque seco tropical, logrando una verdadera reconciliación con la naturaleza.

Desde muy temprano, el Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente, Dagma, dio inicio a la primera de muchas jornadas de restauración que se harán en la cuenca del río Pance, donde se proyecta el parque ambiental más bello de Latinoamérica.

Esta siembra contó con la participación activa de miembros del gabinete y el Concejo Municipal, así como representantes de la Asamblea Departamental, la Gobernación del Valle del Cauca y CVC, además de ciclistas, deportistas del programaValle Oro Puro, músicos, ambientalistas y mucha comunidad. El evento se realizó en el sector conocido como El Embudo, uno de los seis predios que componen el Ecoparque, conformado por 92 hectáreas.

Burilicos y mantecos, samanes rosados y amarillos, nísperos, madroños y especies del bosque seco tropical, fueronsembrados durante la jornada dominical. Sin duda, permitirán reconstruir los corredores ecológicos y proporcionaránalimento a la avifauna.

La ‘Restauratón’ hace parte de la adecuación de espacios verdes en la ciudad, que incluye los 900 mil metros cuadrados que se construirán del Parque Ambiental Corazón de Pance para la conservación y la biodiversidad. También se avanza en la implementación del Plan de Silvicultura Urbana y con el compromiso que tiene la Administración con el Plan Integral de Gestión de Cambio Climático.

Para Carlos Eduardo Calderón Llantén, director del Dagma, el balance de la jornada es altamente positivo. “Estamos dando inicio en firme al proyecto movilizador Parque Ambiental Corazón de Pance, que nos va a permitir mejorar la cobertura vegetal, proteger la biodiversidad de nuestro río Pance, lograr la interconexión a través de corredores biológicos entre la montaña y la parte plana”, consideró.

El funcionario destacó la alta sensibilidad y participación por parte de la comunidad y agradeció al gabinete distrital, que también se involucró en pleno. “Aquí se junta la coordinación interinstitucional y la participación comunitaria de las diferentes expresiones de la sociedad civil. Juntos vamos a hacer de este sitio una realidad, un espacio importante para la conservación ambiental. De la mano del señor alcalde Jorge Iván Ospina, Cali está entrando en la agenda global, puesvamos a darle casi un millón de metros cuadrados de espacio público verde a la ciudad. Eso significa un pulmón de oxígeno, reconciliarnos con la naturaleza y cumplir con varios objetivos de la Agenda de Naciones Unidas relacionados con el desarrollo sostenible”, contextualizó Calderón Llantén.

Por su parte, Ana María Valencia, líder de humedales del Dagma, aseguró que la siembra del domingo es base para reconciliarnos ambientalmente con un territorio que había sido impactado por la agricultura y la ganadería.

“Estamos sembrando otra vez especies asociadas a este ecosistema que es de bosque cálido húmedo, que solo se encuentra en menos del 1% en el Valle del Cauca y que está en peligro de desaparecer. Estos árboles que sembramos tienen una función muy importante; unos van a traer polinizadores, otros atraerán mamíferos como los guatines y serviránde refugio para algunos animales como las aves y toda la biodiversidad”, detalló Valencia.

Un dato…

Con esta siembra el Dagma da inicio al programa ‘Padrinos del Corazón’, con el que los participantes adoptaron un árbol.Cada individuo arbóreo tiene un código QR que indica su estado fitosanitario, el proceso técnico, altura y su contribución en términos ecosistémicos.

Fuente: @AlcaldiadeCali