Japón se retira con el argumento de destinar los recursos para apoyar el fútbol femenino local tras las consecuencias dejadas por la pandemia del covid-19, que aún no pasa.

Con esto, la Federación Colombiana de Fútbol, que está respaldada por la Conmebol en este proceso, solo disputará con Nueva Zelanda-Australia por albergar el Mundial a realizarse en el 2023.

En contra de Colombia juegan los resultados ya mostrados por la Fifa hace algunas semanas, pues los estadios postulados tuvieron una baja calificación en el análisis hecho por esa entidad. Al contrario de Nueva Zelanda y Australia, que tuvieron la mejor calificación.