Con 440 comedores, las comisiones por la vida y la solidaridad y 120 ollas comunitarias, la Alcaldía de Cali fortalece la estrategia de seguridad alimentaria para atender la crisis generada por el coronavirus y avanza en la atención a la población vulnerable durante la nueva extensión del aislamiento obligatorio anunciado por el Gobierno Nacional.

Se destaca que con la entrada en operación de los comedores comunitarios que atienden 42.286 personas al día y que inician actividades una vez termine la preparación de los gestores y el apoyo con mercados a las 120 ollas comunitarias iniciativa de la de la ciudadanía en varias zonas del Distrito de Santiago de Cali, para un promedio diario de atención en cada una de entre 150 y 200 personas se propone la ampliación de cobertura en la atención.

Fabiola Perdomo, secretaria de Bienestar Social, aseguró que “el objetivo según lineamientos del alcalde Jorge Iván Ospina es garantizar la alimentación de las personas más necesitadas, una iniciativa que además continuará con la ejecución de los demás componentes que venían en marcha desde el comienzo de la cuarentena.

Se trata de una apuesta solidaria que a pocos días de cumplirse los dos primeros meses muestra resultados como la entrega de 93.400 bonos virtuales y físicos, 64.600 mercados puerta a puerta en sectores deprimidos y asentamientos irregulares, para un total de 158 mil hogares atendidos cada uno con 3 ó 4 personas, una actividad que hasta la fecha ha permitido llegar a 450 mil caleños con soluciones alimentarias.

Una estrategia de apoyo solidario que además entrega raciones de alimentos a poblaciones de máxima vulnerabilidad como los habitantes en condición de calle y mercados para adultos mayores conformando así una completa propuesta de apoyo y dignificación a la población más necesitada de la ciudad.