“El que mucho habla, mucho yerra»; dice el refrán que aprendimos desde niños y que hoy están olvidando algunos de nuestros gobernantes.

Hablan a toda hora, de 5 A.M. a 10 P.M. ¿A qué hora gobiernan, si a toda hora hablan?

Tenemos unos campeones de Parlanchinería: Claudia la corbatuda López que por estar hablando se le olvidó y autovioló sus propios decretos. Ella humildemente lo reconoce y ofrece disculpas. Habla y pelea todo el día.

El Alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, como médico epidemiólogo y alcalde, habla doblemente. Lo arrolla a veces su conocimiento del tema y atropella de paso el idioma, en sus prolongadas intervenciones.

El presidente Duque que, al principio de esta pandemia se empoderó, resolvió hablar todos los días y ya se volvió monótono; ya no lo escuchamos. Por estar dedicado a organizar su salida diaria en Tv, se le están desbordando temas de seguridad y corrupción. ¿Quién lo asesoró en comprar en esta época las camionetas blindadas? Tiene sus enemigos en casa.

Ñapa: En un susurro anterior, con mucho temor a equivocarme, pronostiqué que habría 30.000 muertos en USA debido el Covid19; hoy ya pasan de 60.000. Recordé que, en los últimos 25 años, EU ha tenido cerca de 8.000 muertos en las múltiples guerras en que ha estado.

Como quien dice, el coronavirus ha matado 8 veces más gringos que las balas de sus enemigos.

Afortunadamente reelegirán a Trump quien ha aprovechado la pandemia para hacer profilaxis social, dejando morir los débiles y vacunando con desinfectantes a los fuertes.