Mientras estamos compungidos por la cuarentena, están pasando desapercibidas algunas cosas de gran trascendencia para el futuro del País:

La presencia de la fuerza élite de combate de USA en territorio colombiano, disque para combatir el narcotráfico en las fronteras, especialmente en la venezolana, simultáneamente con el atrevido arribo al hermano país de los buques petroleros iraníes con gasolina y ACPM, es un peligrosísimo hecho.

Los momentos de crisis económica mundial siempre han sido utilizados para el inicio de las guerras. Es sabido que, tanto política como económicamente, benefician temporalmente a los gobernantes de turno.

En un año electoral en EU, con los problemas de 100.000 muertos por Covid19 y los indicadores económicos macro económicos en su peor momento, nada más oportuno que un conflicto bélico con el merecidamente repudiado burro Maduro.

Lo único malo es que estamos de por medio; de antemano sabemos que la tecnología la ponen los gringos y, los muertos, la infantería colombiana.

Esto no es chiste; es una inminente realidad, como lo están diciendo los más prestigiosos analíticos de la geopolítica universal.

Mientras nos distraen con el miedo al coronavirus, se están gestando cosas más grandes y todo cabe en la emergencia económica para combatir el virus. ¿Alguien podrá negar que el virus más grande, grasoso e insoportable es el gordo Maduro?

Ñapa: Perdonen que los distraiga con estas cosas y mejor sigan alegando con Claudia la corbatuda y el Dr. Ospina pandemia.

¡¡Una cosa piensa el burro y otra el que lo está ensillando!!