El Ministerio del Deporte, atendiendo las recomendaciones del Gobierno Nacional y del Ministerio de Salud y, en coordinación con el Centro de Ciencias del Deporte, el GIT de Rendimiento Paralímpico y el Comité Paralímpico Colombiano, estructuró un protocolo que habilitó, paulatinamente, y en coordinación con las directrices definidas por el Ministerio de Salud, un esquema para el retorno de los entrenamientos específicos de alto rendimiento en el país, tanto para atletas convencionales y paralímpicos.

Este esquema consideró como criterios para determinar la fase de reinicio de las actividades, el nivel de riesgo de contagio (siendo 1 menor riesgo y 4 mayor riesgo), la fecha de aparición del pico epidémico y el nivel de funcionalidad del atleta. Frente a este último criterio, es importante advertir que si bien la mayoría de las personas en situación de discapacidad no presentan, inherentemente, un riesgo mayor de contraer COVID-19, también lo es que algunas personas, dependiendo de su discapacidad, son tres (3) veces más propensos a tener enfermedades cardiacas, accidentes cerebrovasculares, diabetes o cáncer, afecciones que están directamente relacionadas con la posibilidad de complicación de COVID-19. Es decir, se trata de un grupo de población vulnerable a la infección con mayor de riesgo de complicaciones por comorbilidades.

Bajo este entendimiento, el Ministerio del Deporte, con el propósito de limitar al máximo la probabilidad de infección por la pandemia del COVID-19 cuando se reanuden prácticas y la posterior competición y preservar la vida y la salud de los deportistas, no incluyó, dentro de las actividades catalogadas como nivel de riesgo 1, los deportes que hace parte del sistema paralímpico, pues se reitera que las personas en situación de discapacidad son más vulnerables a la infección con mayor de riesgo de complicaciones por comorbilidades.

Dicho esto, el reinicio de los entrenamientos específicos y diferenciados de los atletas de alto rendimiento del sistema paralímpico, en principio hacen parte del grupo catalogado como nivel de riesgo 2, aclarando que algunas disciplinas podrán hacer parte de otros grupos teniendo en cuenta su grado de exposición grupal y nivel de riesgo de contagio.  

Es importante aclarar que en el proceso de construcción del protocolo para el retorno a los entrenamientos individuales y diferenciados – en el cual se detallan los grupos y fases de reinicio – participó activamente el Comité Paralímpico Colombiano, pues se reitera que las medidas adoptadas por el Ministerio del Deporte pretenden incluir a todo el Sistema Nacional del Deporte.

Adicionalmente se informa que este protocolo será estudiado, valorado y tendrá los aportes y/o modificaciones a que haya a lugar por parte del Ministerio de Salud, una vez se cuente con el aval de esta cartera, será publicado mediante Resolución del Ministerio del Deporte.