Una reducción del 60 % en los eventos remitidos por el Centro Regulador de Urgencias y Emergencias (CRUE) Municipal para atención de mediana y alta complejidad se logró gracias a las medidas de toque de queda y ley seca adoptadas por el gobierno municipal durante el fin de semana de fin de 2020 y comienzos del 2021.

En total se registraron 363 pacientes menos atendidos por la red de salud (pública y privada) en el período comprendido entre el 31 de diciembre de 2020 (desde las 0 horas) hasta el 3 de enero de 2021 (con corte a las 0 horas).

Lesionados por pólvora fueron atendidos nueve casos, once heridos por arma de fuego, 49 por arma cortocontundente, ocho por trauma contuso (golpes), uno por intoxicación con alcohol y 164 heridos por accidentes de tránsito. En total se atendieron 242 personas en el período de transición del último día de 2020 y los dos primeros días de 2021.

“Las medidas en la restricción de movilidad y en la ley seca nos permitieron tener los servicios de mediana y alta complejidad con capacidad en la atención para la pandemia del Covid – 19. Aunque nuevamente se permite la circulación y la venta de licor, mi llamado es a comenzar el año de manera tranquila, evitando comportamientos que nos pongan en riesgo, no solo ante un posible contagio del virus SARS Cov – 2, sino ante cualquier lesión que obligue a consultar los servicios de urgencia y ser remitidos a hospitalización o una Unidad de Cuidados Intensivos”, recalcó la secretaria de Salud, Miyerlandi Torres Agredo.

Reducción del 60 % en eventos remitidos a atención de mediana y alta complejidad en salud en el puente festivo

Fuente: @AlcaldiadeCali