Los propietarios de 350 locales en una de las zonas comerciales más grandes del Distrito de Aguablanca, el sector de Los Mangos, cerraron sus puertas el domingo 9 de agosto a las 9:00 de la noche para contribuir con el rompimiento de la cadena contagio del covid-19.

La Red de Salud del Oriente apoyó este ejemplo de responsabilidad y voluntad con la entrega de servicios de salud como vacunación, tamizajes y toma de pruebas PCR para coronavirus, previo al cierre.

La iniciativa, que se hará extensiva hasta el martes 11 de agosto a las 9:00 a.m., es una muestra de que los caleños cada vez están más conscientes de la importancia de cuidarse y proteger a la comunidad.

El sector de Los Mangos acoge aproximadamente a 1000 personas, entre trabajadores y vendedores informales, aparte de la afluencia continua de clientes que normalmente transitan en el transcurso del día.

“Este tipo de acciones son las que se han venido identificando como positivas para cortar la cadena de contagio. También demuestran el apoyo al ciudadano desde la institución con pruebas, tamizajes y educación”, indicó Harbey Hurtado, asesor de la Alcaldía de Santiago de Cali.

Fuente: @AlcaldiadeCali