Durante el fin de semana, del 18 al 20 de septiembre de 2020 se realizó el plan piloto de consumo de licor, con un balance positivo debido al excelente comportamiento de los caleños.

Con este plan, que hace parte de la ruta de reactivación económica para Cali, los establecimientos hicieron ventas cercanas a los $12.000 millones, suma que no pudo ser más alta debido a la restricción de horarios y aforo.

Durante estos tres días se reactivaron alrededor de 13.500 empleos, sin contar el empleo indirecto que se generó en el transporte público y en las ventas ambulantes.

Cabe recordar que, de los 1.500 establecimientos nocturnos existentes, 350 aproximadamente cerraron sus puertas definitivamente por pandemia. De los 1150 restantes, aproximadamente 400 abrieron este fin de semana y junto a ellos los restaurantes que ya venían abiertos, a los que también se les permitió el expendio de licor.

En este piloto, la Alcaldía de Santiago de Cali realizó operativos de verificación de todas las medidas de bioseguridad y documentación de los establecimientos. Igualmente se hicieron recomendaciones y llamados de atención para mejorar conductas poco seguras. Ningún establecimiento fue sellado el fin de semana.

En medio de la experiencia, los caleños solicitaron a los establecimientos la autorización del baile en la mesa. Sin embargo, muchos clientes se devolvieron al estar restringido.

Por su parte los empresarios solicitaron formalmente a la Alcaldía local la ampliación de horario hasta las 4:00 a.m. para lograr el punto de equilibrio en los negocios. Al tener solamente el aforo del 30 %, también solicitan al Gobierno Nacional permitir la actividad dancística, en la mesa, tipo palco con todas las medidas de bioseguridad.

Fuente: @AlcaldiadeCali