Con un ambiente multicolor, trajes excéntricos y figuras de gran formato, la Feria de Cali, en su versión 63, muestra en su escenario virtual, este 28 de diciembre, el Carnaval del Cali Viejo.

El alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, señaló que “este certamen artístico, que es patrimonio de la Sultana del Valle, levanta su telón en este cuarto día de Feria para que desfilen hasta los hogares y rincones del mundo, 32 comparsas distribuidas en cinco bloques”.

Precisó que de acuerdo con el orden establecido de este gran acto teatral, en el primer bloque al que bautizaron ‘Mi Cali Bella’, salen a escena personajes que marcaron el diario vivir de la ciudad como Jovita Feijóo, el Loco Guerra, el padre Alfonso Hurtado Galvis, Yo te Curo, entre otros, así como aquellos que son referentes de nuestra gastronomía, idiosincrasia y cultura cinematográfica como Carlos Mayolo, Luis Ospina, Eduardo ‘La Rata’ Carvajal y Andrés Caicedo.

A su turno, Juan Homero Coral, director Artístico del Carnaval, indicó que el segundo cuadro, denominado ‘Cali Andino’, reúne las corporaciones y fundaciones que trabajan por la danza, la investigación y el aporte de la cultura andina Latinoamericana, a través de talleres y cursos que marcan la pauta para fortalecerla, como parte de la identidad de quienes nacen y viven en esta, la ciudad más importante del suroccidente colombiano.

En cuanto al tercer cuadro denominado ‘Cali, Costumbres y Tradiciones’, Coral dijo que se trata de una puesta en escena que recoge los más variados y pintorescos escenarios de nuestra caleñidad, que merecen difundirse y promoverse como piezas claves del folclor local y afro que han hecho parte del crisol de culturas que se establecieron en este territorio.

“Más adelante y en un cuarto bloque, los entes, las corporaciones y las agrupaciones desfilarán bajo el cuadro ecológico, que será como podio de las labores desarrolladas en esta urbe por el medio ambiente, al tiempo que se hace una llamado por el cuidado y respeto del mismo en valles, montañas, bosques, ríos y praderas, encaminados a una mejor calidad de vida para todos y el bienestar del planeta”, resumió el Director Artístico del Cali Viejo.

El quinto y último bloque del Carnaval, que suena a tambor, es un homenaje a la herencia africana de este territorio, la misma que ha llevado a Cali a ser la segunda ciudad con mayor número de población afro de Latinoamérica, después Salvador–Bahía en Brasil, convocando en todo momento a respetar la vida en cualquiera de sus manifestaciones y a disfrutarla desde lo cultural.

Fuente: @AlcaldiadeCali