Después de cuatro meses, nuevamente se encendió un proyector de cine en la capital vallecaucana, esta vez para ajustar los protocolos de seguridad y bioseguridad, en un simulacro coordinado para determinar la futura apertura de autocines, un modelo que estaba condenado al olvido pero que hoy vuelve a cartelera para proteger la salud de los cinéfilos.

La primera iniciativa evaluada fue la de Royal Films, empresa exhibidora que consolidó una alianza con la caja de compensación Comfandi para operar un autocine en su centro recreativo de Pance.

Con el acompañamiento de varias secretarías como Seguridad y Justicia, Salud Pública, Movilidad, Gestión del Riesgo de Emergencias y Desastres y el Cuerpo de Bomberos Voluntarios, este simulacro pasó la prueba y, aunque aún el Gobierno Nacional no autoriza la apertura al público, Cali dio un importante paso para estar lista cuando esto suceda.

Fuente: @AlcaldiadeCali