“Ante lo que representa la amenaza de la covid-19 y para privilegiar la vida en Santiago de Cali, vamos a construir en este 2020 la mejor Feria Virtual”. Así lo reiteró el alcalde Jorge Iván Ospina, quien subrayó que este es el tiempo para estar unidos por la vida, siendo guardianes de la misma.

El jefe del Gobierno Distrital insistió que se trata de una decisión difícil, reiterando que no es posible tener Feria en vía pública cuando una amenaza mortífera acecha. “Esto lo podemos considerar como un espejo de lo acaecido en Venecia, Madrid, Nueva York, Londres y otras partes del mundo, donde se han suspendido certámenes de gran relieve, porque los fallecidos se han tenido que contar por miles”, explicó.

Consideró que la caleñidad debe entender que en esta oportunidad la Feria no podrá incorporar elementos masivos como el súper concierto, que convoca a 30 o 40 mil personas; o el salsódromo, al que acuden más de 300 mil personas.

A su turno, Octavio de Jesús Quintero, presidente de Fenalco, manifestó que si bien la Feria de Cali genera más 14 mil empleos y la actividad económica de la ciudad se estima en $400 mil millones, la decisión del gobierno caleño es responsable debido a la situación del coronavirus.

“Entendemos que este es un duro golpe para la economía local, porque si bien es un certamen masivo en donde muchas personas y empresas tienen puestas sus expectativas para salvar el año económico, también está el comprender que tener una alta afluencia de público en los distintos eventos y actividades feriales, podría ser algo complicado debido al aumento de contagios por covid-19”, concluyó el representante gremial, remarcando que la decisión que tomó el alcalde Ospina es la apropiada.

Fuente: @AlcaldiadeCali