«Esto se putió», me dijo mi analista político y gurú de Palmaseca; “volvimos 15 años atrás en violencia, 20 en economía y 32 en desempleo».

«Mire, vea, mi dotor, estamos en vísperas de un señor mierdero. Por aquí los muchachos no tienen en qué trabajar. El estudio ese por computador lo hacen por raticos, luego tv viendo mafiosos y el resto
puro ocio, que es la madre de todos los vicios».

«¿Vio la matanza de jovencitos en Cali y Samaniego, Nariño? Igualito que cuando esto estaba tomado por la guerrilla y los paramilitares».

«Lo peor es que ahora nadies tiene confianza en la verraquera del gobierno. Asusta más un tigre de porcelana que una declaración amenazante del presidente o del min-indefensa, Holmes».

«Mire y verá, que el tal fiscal Babosa, el inspector de turismo, no se apareció por Cali ni por Nariño, para ofrecer intestinas inveriguaciones para descubrir los asesinos. Todo el mundo puallá sabe quiénes fueron, menos las autoridades que se hacen los güevones».

«Da pena decirlo pero nos llevó el diablo. Vamos a caer en manos de quién sabe quién. Si éste, dizque es el gobierno del títere de Uribe, que fue el berriondo para echar bala, no hace nada contra esos bandidos, ¿qué esperanzas tenemos si llega un maniflojo?»

«Esto que está pasando es el comienzo de lo que se viene, cuando larguen a la gente de la pandemia. Las calles llenas de rebuscadores y los malandros haciendo de las suyas y yo hasta los entiendo; el hambre acosa».

«Mientras vusted mira al Duque y, a los alcaldes y gobernadores hablando de lo bien que van, ¿dónde serán que viven?»

«Esta violencia va a ser peor que las otras; va a ser en las ciudades, en los barrios de ricos y, en el campo, seguirá como siempre ha sido. Ahora agréguele lo de esos pobres venezolanos que caminan como alma en pena por todas partes, buscando lo que no van a encontrar: Empleo y comida».

«Ahí le cuento, prepárese para lo peor. A este jinete le quedó grande el caballo y la bestia no le obedece; no hay quién pare el macho.»

«Ya ni tenemos militares que asusten. Todos andan acuscambados y se sienten desamparados. ¿Ha visto que valen más 5 indios con palos que un batallón de soldados?Nadies respeta la autoridad porque se deja manosear.

«En Cali están invadiendo hasta el zoológico; del norte del Cauca ni hablar. Nos quitan la tierra hasta a nosotros las negritudes. En la Unión y Bolívar invadieron las tierras sembradas de frutas y no hay quién enfrente eso».

¡Despelote total. Nos llevo el putas»

«Espero que hablemos después sin tapabocas; mientras, cuídese que a los canosos los persigue hasta la policía ¡Hasta allá hemos llegado!».

Lo veo muy pesimista, Don Nicasio. » la purita verdad , mi dotor y, vusted lo sabe pero se hace el pendejo»

Ñapa: 11 jovencitos universitarios masacrados en Nariño me hacen doler el alma.