De Kico Becerra

Muy interesante resulta el informe sobre los predios catastrales de Bogotá.  Según datos oficiales del 2019 esas propiedades están discriminadas por estratos de la siguiente manera:

Estrato 0: 420.297 predios
Estrato  1: 121.046  predios
Estrato  2: 542.256 predios
Estrato  3: 695.392 predios
Estrato  4: 509.837 predios
Estrato  5: 179.139  predios
Estrato  6: 154.637 predios

Total          2.623.404

Como se puede observar, la sumatoria de los estados 0 y 1 es casi igual a la del estrato 2 y, la sumatoria de los estratos 2 y 3 es casi el 40% de los predios de la ciudad.

Somos una ciudad de clase media baja que, además de propietaria de un pequeño lugar de habitación, es consumidora de electrodomésticos y de un vehículo automotor,  preferentemente moto.

Los subsidios están destinados a los estratos 0, 1 y 2 , en menor proporción, al 3.  El estrato 4, que no tiene subsidio, clase media alta representa el 20%.  Sobre este sector de nuestra sociedad recaen las más fuertes cargas tributarias y afines.

Los estratos 5 y 6 sumados (12%) son casi iguales al estrato 0.

Llama mucho la atención que, la movilidad entre estratos es casi nula desde el 2015; parecería que se hubiera estancado la dinámica de ascenso social.

¿Estas cifras pueden ser parecidas a lo que pasa en el resto del país?  Nadie lo sabe, por falta de datos.  Si pensamos en que Bogotá puede ser similar a las 4 grandes ciudades, esto nos debe servir para evitar, como se está diciendo por ahí,  que se le quiten los subsidios al estrato 3.  Eso sería pauperizar a ese pujante sector de la sociedad.

Ñapa:  Así como se le crítica a la inescrutable sociedad gringa, hay que resaltar el voto censura contra el billonario Bloomberg, en las primarias demócratas del súper martes.  No se dejaron comprar los electores, de mayoría latina y afro; síntoma alentador.