La oficina del alto comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ONU-ACNUR), entregó a la Alcaldía de Santiago de Cali un total cinco unidades de alojamiento y seis carpas familiares para fortalecer las acciones frente a la pandemia por covid-19.

En primera instancia se entregaron dos carpas de gran tamaño, que son usadas para acciones relacionadas con la atención de necesidades derivadas de la pandemia.

Sobre el tema, Oscar Fernando Marmolejo, jefe de la Oficina de Cooperación y Relaciones de la Alcaldía de Cali, dijo que es la segunda entrega de una serie de donaciones humanitarias. “Serán ocho carpas para la Secretaría de Gestión del Riesgo y dos más para la Secretaría de Salud, pero estamos en negociaciones con ACNUR para una tercera entrega cercana a 30 carpas más”, detalló el funcionario.

Por su parte, Sanders Neivasly, alto comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados ONU-ACNUR, aseguró que se entregaron unidades de alojamiento y carpas familiares a la Alcaldía de Cali, donaciones que tienen diferentes funciones y que pueden servir como puntos de triage, atención a pacientes y zonas de aislamiento. “Esperamos que sea un aporte al fortalecimiento de la capacidad del Estado para combatir la pandemia”, agregó.

Finalmente, Rodrigo Zamorano, secretario de Gestión del Riesgo Municipal, detalló que se trata de unas carpas portables de estructura robusta que permiten albergar un Puesto de Mando Unificado y que poseen panel solar, techo y paredes duras. “Aquí podríamos desarrollar actividades pensadas en mejorar las capacidades del Municipio frente a eventos naturales o antrópicos”, dijo.

El uso potencial de estas tiendas de campaña está asociado a la Defensa Civil (que ya tiene dos carpas instaladas), los ‘scouts’, bomberos, Cruz Roja y Secretaría de Salud Pública Municipal, organismos que comprobaron sus grandes beneficios.

Fuente: Alcaldía de Cali