Frente a la crisis generada por la Covid-19, la reapertura del comedor comunitario del barrio San Pascual, es sin duda un gran alivio y respaldo para las personas afectadas a nivel económico y social por la pandemia; así como un gran ejemplo de solidaridad de comerciantes, organizaciones públicas y privadas para los más vulnerables.

Atendido por mujeres y hombres voluntarios, capacitados en manipulación de alimentos, autogestión y liderazgo; este comedor es el primero en activarse de 440 comedores que funcionan en Cali, este espacio va a cumplir cuatro años en el sector,  durante el año 2020, fueron entregadas más de 17.000 raciones alimentarias y en sus primeros 10 días de funcionamiento en el 2021, van cerca de 1.000.

Con el respaldo de la Empresa Municipal de Renovación Urbana – Emru, la Alianza para la Renovación Urbana de Cali – ARUC y el apoyo de la Alcaldía de Cali, a través de la Secretaría de Bienestar Social y el Banco Arquidiocesano de Alimentos, el comedor brinda asistencia alimentaria a población recicladora, madres cabeza de hogar, adultos mayores, niñez, trabajadores informales, población migrante, habitante de calle, entre otros, que habitan los barrios El Calvario, San Pascual, Sucre y aledaños.

Ubicado en la Carrera 12a # 13a14 del barrio San Pascual, La Emru, recuerda que de forma permanente se reciben donaciones, las cuales hacen posible, además de  aumentar el cupo de beneficiarios en el comedor, abrir sus puertas para continuar la “lucha contra la COVID-19”, a través de la asistencia alimentaria a las poblaciones más vulnerables del área de renovación urbana.

Fuente: @AlcaldiadeCali