Los últimos 15 días de julio de 2020 serán primordiales para el control de la curva de contagio de la COVID-19 en la capital vallecaucana. En este sentido, la Administración municipal redoblará esfuerzos de pedagogía y operativos de control en cinco comunas declaradas en alerta roja: 5, 10, 15, 16 y 21.

El alcalde Jorge Iván Ospina afirmó que la declaratoria y consolidación de la alerta naranja en la ciudad Cali, convoca a la movilización de recursos para robustecer esfuerzos hasta finales de julio de este año. “Todas estas medidas son una declaratoria para la preservación de la vida y el compromiso de cada ciudadano es indispensable para el control asertivo de la pandemia”, agregó.

Por su parte, la secretaria de Salud Municipal, Miyerlandi Torres Agredo, aseguró que se reforzarán estrategias de trabajo en micro territorios y se desplazará el hospital móvil en las comunas con alerta roja. Además, se adelantará un estudio epidemiológico sobre infección en la ciudad y la viabilidad otorgada por el INVIMA en el uso de la Ivermectina como medicamento para atenuar los síntomas en los pacientes con COVID-19.

Por su parte Carlos Rojas Cruz, secretario de Seguridad y Justicia afirmó que, durante este fin de semana de puente festivo se trabajará de la mano con la Policía Metropolitana y el Ejército para incrementar las caravanas por la vida y los controles al toque de queda, ley seca y pico y cédula. “El mensaje es el de hacer nuestros mayores esfuerzos para salvar vidas y demostrar en este segundo semestre del año que tenemos la capacidad de controlar la pandemia para renacer como ciudad”, agregó Rojas Cruz.

​Fuente: @AlcaldiadeCali