La Subsecretaría de Inspección, Vigilancia y Control, la Secretaría de Salud y la Policía han reforzado los operativos contra el incumplimiento del decreto 1550de 2020 para evitar que la alerta naranja pase a roja por el incremento de pacientes en las unidades de cuidado intensivo (UCI) en la capital vallecaucana.

De acuerdo con lo reportado por la secretaria de Salud Pública, Miyerlandi Torres Agredo, se registra el 68.2 % de ocupación en UCI destinadas a la atención de COVID-19, por ello se ha convocado a la ciudadanía a que además de protegerse, denuncie a los infractores que están exponiendo a los caleños ante el virus por medio de la línea 486 55 55, ext. 7.

“El pasado puente festivo cerramos nueve establecimientos por desacatar la norma en cuanto a protocolos y aforos” confirmó Jimmy Dranguet, subsecretario de Inspección, Vigilancia y Control. Para el funcionario, muchos empresarios se están relajando sin tener en cuenta que los cupos en las UCI se están agotando.

“Continuaremos haciendo recorridos de inspección día y noche, no podemos dar espacio a que unos cuantos pongan en peligro la vida de la mayoría. Estamos teniendo problemas en especial con los constructores, quienes están pidiendo extra-horario, pero no están aplicando las medidas de bioseguridad; los supermercados ya no están tomando temperatura, ni hay gel en el ingreso; muchas discotecas y bares se están aglomerando y algunos hoteles que se están volviendo a llenar han bajado la guardia en protección” explicó Dranguet, quien aseguró que se enfocará en los establecimientos que están infringiendo la norma.

Junto a la Secretaría de Salud también se hacen operativos para frenar el uso de pólvora, interceptando transacciones de compra de estos productos por internet, interviniendo sitios de venta en el centro e incautando productos en retenes de movilidad.

Fuente: @AlcaldiadeCali