Como positiva fue calificada  la gestión de las Empresas Sociales del Estado durante el primer año de gobierno de Puro Corazón. Así  quedó evidenciado en las juntas directivas ordinarias, en la que se mostraron avances financieros y en materia de salud por parte de la Red de Salud Pública.

La secretaria de Salud Pública de Cali, Miyerlandi Torres Agredo, dijo que observa que las ESE  van a terminar el 2020 con un equilibrio financiero presupuestal que desde el punto de vista de sostenibilidad es positivo para la ciudad y para el sector de la salud. Las empresas que venían con riesgos financieros han hecho un esfuerzo  importante de terminar este año y de tener una proyección del 31 de diciembre con unas cifras positivas.

Además, indicó que “es importante resaltar el trabajo que han realizado las ESE  en la parte asistencial, con el manejo de la pandemia, y con el cumplimiento de los otros indicadores, por eso quiero agradecerles a los gerentes por el apoyo que he tenido de parte de todos y al esfuerzo que han hecho junto a sus equipos de trabajo”, dijo Torres Agredo.

Por su parte, la gerente de la Red de Salud Ladera, María Piedad Echeverri Calderón expresó que “para nosotros es muy satisfactorio presentar hoy unos estados financieros viables y estables, una empresa que ha tenido una contención del gasto notoria, que ha disminuido el valor de compras y fortaleciendo la prestación de los servicios. El 2021 nos espera con unos retos maravillosos con servicios de mejor calidad y los avances de proyectos movilizadores como nuestro centro holístico de atención y rehabilitación para consumidores de sustancias psicoactivas y en general de salud mental”, puntualizó Echeverri.

Desde la ESE Oriente, el principal reto durante este año fue el manejo de la pandemia, en donde se manejaron tres ejes para el desarrollo estratégico, eje comunitario, social e institucional. Respecto a esto el gerente de la Red de Salud Oriente, Oscar Ipia López dijo que, ”Con esto buscamos abordar el empoderamiento comunitario, lo cual ha permitido disminuir los casos de contagio y de fallecimiento en el distrito de agua blanca”.

Respecto a la Clínica Unida por la Vida, administrada por la ESE Oriente, se revisó el ejercicio de este año evidenciando la baja incidencia y letalidad de la covid-19 en su área de influencia así como la sostenibilidad de la misma.

La clínica actualmente cuenta con 20 camas UCI, 20 UCIN y 40 de hospitalización que hacen que el centro asistencial sea vital para la ciudad, en este momento de la pandemia.

“El año se cierra para la ESE Norte con un equilibrio presupuestal, permitiendo cumplir con todos los compromisos obtenidos en la vigencia. Por otro lado creamos el primer consultorio rosa en la ciudad de Cali, en una red de salud de primer nivel donde se atienden a todas las mujeres y comunidad LGTBI que sufren algún tipo de violencia”, señaló Angie Gutiérrez Ospina, gerente ESE Norte.

También hizo énfasis en que el mayor reto durante este año fue el fortalecimiento de los servicios durante la Pandemia, logrando convertir el Hospital Joaquín Paz Borrero en uno de los hospitales con más camas disponibles para la atención del COVID-19. El reto de la vigencia 2021 será tener la primera fase para ser Acreditada en Salud y  la construcción de la clínica de mama.

El gerente de la ESE Sur Oriente, Carlos Eduardo Arizabaleta señaló que de acuerdo a la gestión realizada durante el año 2020 de la ESE, el programa que más tuvo impacto fue en el Atención Primaria en Salud. “Cumplimos con la meta de caracterizar y tamizar a 2.345 familias caleñas, las cuales recibieron educación sobre enfermedades de base, también servicios de vacunación y atención médica en casa cumpliendo con todos los protocolos de bioseguridad, con el fin de preservar la salud de los habitantes de la comuna 16 durante la pandemia. Desde el 2016, la Red de Salud Suroriente ha atendido a través del programa APS más de 10.500 familias de la comuna 16”, puntualizó el funcionario.

La ESE Centro, por otro lado presentó avances importantes en cuanto a la transformación digital para seguimiento a pacientes covid-19, a través de la implementación de un aplicativo que permite realizar seguimiento en tiempo real a pacientes con covid. Además, el fortalecimiento del parque automotor del Pool de Ambulancias públicas de Cali, el avance de la obra de transformación de la IPS  Obrero, logrando obtener solvencia financiera.

“Los retos para el próximo año serán mantener la acreditación en salud, la implementación del laboratorio molecular, que es un programa nuevo, también una unidad de excelencia donde se traten todos los tipos de cáncer y trabajar en el sistema de comunicaciones SICO”, indicó Jorge E. Tamayo, gerente ESE Centro.

Para el 2021, las Empresas Sociales del Estado continuarán la labor más importante, estar en primera línea haciéndole frente a la pandemia por covid-19, salvaguardando la vida y la salud de los caleños.

Fuente: @AlcaldiadeCali